Un Plan de Igualdad: introducción 

El Plan de Igualdad surgió de la preocupación por la igualdad entre hombres y mujeres en la empresa, que hoy en día es un objetivo de responsabilidad empresarial claramente marcado. supone hoy en día un . Por otro lado, es evidente el papel de las Administraciones Públicas en aras de eliminar cualquier tipo de desigualdad o discriminación que pueda surgir en una organización por motivos de sexo. De este modo, surgen los denominados Planes de Igualdad.

¿Qué es un Plan de Igualdad? 

Un Plan de Igualdad es un conjunto ordenado de medidas, adoptadas después de realizar un diagnóstico de situación, tendentes a alcanzar en la empresa en cuestión la igualdad de trato y de oportunidades entre hombre y mujeres. Eliminando de esta forma la discriminación por razón de sexo. 

Los Planes de Igualdad deberán de fijar objetivos concretos a alcanzar, así como las estrategias y prácticas para la consecución de estos.   

Las organizaciones podrán contemplar, entre otras, las siguientes medidas: 

  • Materias de acceso al empleo;
  • Clasificación profesional;
  • Promoción y formación;
  • Retribuciones;
  • Ordenación del tiempo de trabajo para favorecer, en términos de igualdad entre mujeres y hombres, la conciliación laboral, personal y familiar;
  • Prevención del acoso sexual y del acoso por razón de sexo.

¿Qué empresas están obligadas a implantar un Plan de Igualdad? 

Los Planes de Igualdad son una herramienta de implantación obligatoria para aquellas empresas de más de 150 trabajadores. 

Aunque, de forma paulatina, la normativa vigente establece una nueva ratio para que las empresas públicas y privadas de menos trabajadores implanten de igual modo Planes de Igualdad en un plazo próximo: 

  • Empresas de más de 100 trabajadores deberán tener su Plan de Igualdad para el 7 de marzo de 2021.
  • Empresas de entre 50 y 100 trabajadores deberán tener su Plan de Igualdad para el 7 de marzo de 2022.plan de igualdad 2

Adicionalmente, están obligadas contar con un Plan de Igualdad: 

  • Las empresas que, aunteniendo menos de 50 trabajadores, estén obligadas por el convenio colectivo que les resulte de aplicación; o 
  • Cuando lo imponga la autoridad laboral en el marco de un procedimiento sancionador en sustitución de las sanciones accesorias para la elaboración y aplicación del plan. 

Por otro lado, el Acuerdo por la igualdad efectiva entre mujeres y hombres de 30 de julio de 2020, estableció la obligatoriedad de llevar un registro retributivo (en empresas con más de 50 trabajadores) para controlar si existe diferencia entre puesto/salario según el género de la persona trabajadora. 

Asimismo, el registro retributivo se llevará a cabo a través de un Plan de Igualdad que contemple una auditoria retributiva junto con un plan de acción para mitigar y/o prevenir estas diferencias. 

¿Cómo implantar los Planes de Igualdad? 

Los Planes de Igualdad se llevarán a cabo mediante la negociación entre los representantes de los trabajadores y los empresarios, sin ser posible una ejecución unilateral por ninguna de las partes negociantes. 

En el caso de que el Plan de Igualdad no se apruebe o se incumpla cuando este esté pactado y tenga carácter obligatorio, la empresa podrá ser sancionada según lo dispuesto en la Sección 1ª  del Real Decreto Legislativo 5/2000 sobre Infracciones y Sanciones en el orden social. 

Conclusiones 

Es importante señalar que todas las empresas, independientemente del número de trabajadores, deben adoptar medidas dirigidas a evitar cualquier tipo de discriminación laboral entre mujeres y hombres. 

Finalmente, el trabajo legislativo de las administraciones públicas mira hacia un futuro en el que, tarde o temprano, todas las empresas se verán obligadas a tener que contar con un Plan de Igualdad. 

Pin It on Pinterest

Share This