Ley de modificación del IVA

Las principales novedades que se introducen:

  • A partir de 1 de enero de 2015, serán de aplicación las nuevas reglas de localización de los servicios de telecomunicaciones, de radiodifusión y televisión y de las prestaciones de servicios efectuadas por vía electrónica, cuando se presten a una persona que no tenga la condición de empresario o profesional, actuando como tal, por cuanto dichos servicios pasan a gravarse en el lugar donde el destinatario del servicio esté establecido, tenga su domicilio o residencia habitual, independientemente del lugar donde esté establecido el prestador de los servicios. Todo ello, tanto si el prestador del servicio es un empresario establecido en la Comunidad o fuera de esta.
     
  • Productos Sanitarios: Se modifica la Ley del Impuesto en lo que se refiere a los tipos impositivos aplicables a los productos sanitarios. Los equipos médicos, aparatos, productos sanitarios y demás instrumental, de uso médico y hospitalario, son el grueso de productos más afectados por la modificación del tipo impositivo, al pasar a tributar, con carácter general, del tipo reducido del 10% del Impuesto al 21%, manteniéndose exclusivamente la tributación por el tipo del 10% para aquellos productos que, por sus características objetivas, estén diseñados para aliviar o tratar deficiencias, para uso personal y exclusivo de personas que tengan deficiencias físicas, mentales, intelectuales o sensoriales.

  • Regla de valoración de las operaciones cuya contraprestación no sea carácter monetario: Se modifica fijándose, como base imponible de dicha operación, el valor acordado entre las partes, que tendrá que expresarse de forma monetaria, acudiendo como criterio residual a las reglas de valoración del autoconsumo.
  • Servicios prestados por los fedatarios públicos: Se suprime la exención a los servicios prestados por éstos en conexión con operaciones financieras exentas o no sujetas a dicho impuesto.
     
  • Entregas y adjudicaciones de terrenos realizadas entre la Junta de Compensación y los propietarios de aquellos: Se suprime la exención.
  • Sobre la modificación de la base imponible: Se flexibiliza el procedimiento:
    • En caso de deudor en concurso: se amplía de 1 a 3 meses el plazo para poder realizar la modificación de la base imponible.
       
    • En el caso de créditos incobrables: los empresarios que sean considerados PYME podrán modificar la base imponible transcurrido el plazo de 6 meses como se venía exigiendo hasta la fecha o podrán esperar al plazo general de 1 año que se exige para el resto de empresarios.

      Se introduce una regla especial para declarar un crédito incobrable, con respecto a las operaciones en régimen especial del criterio de caja, de tal manera que se permite la modificación de la base imponible por créditos incobrables cuando se produzca el devengo de dicho régimen especial por aplicación de la fecha límite del 31 de diciembre del año inmediato posterior a la fecha de realización de la operación, sin tener que esperar a un nuevo transcurso del plazo de 6 meses o 1 año que marca la normativa a computar desde el devengo del Impuesto.
       

  • Prorrata especial: Se amplía el ámbito de aplicación de la prorrata especial, al disminuir del 20% al 10% la diferencia admisible en cuanto a montante de cuotas deducibles en un año natural que resulten por aplicación de la prorrata general en comparación con las que resulten por aplicación de la prorrata especial.
     

El régimen especial del grupo de entidades: Se modifica para incorporar la exigencia de los tres órdenes de vinculación: económica, financiera y de organización, a las entidades del grupo.