Sorry, this entry is only available in European Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

La Ley de Modificación de la normativa tributaria y presupuestaria y de adecuación de la normativa financiera para la intensificación de las actuaciones en laprevención y lucha contra el fraude, también conocida como “Ley Anti-Fraude”, ha introducido numerosos cambios en la legislación tributaria.

 

Todas esas medidas tienen la clara intención de combatir el fraude frente a la Hacienda Pública, dentro del elenco de dichas modificaciones que ha supuesto esta Ley, varias de ellas se enfocan al ámbito concursal, con la intención de aumentar las posibilidades de cobro de la Hacienda Pública, en relación con el aplazamiento y fraccionamiento del pago de la deudas tributarias, la prescripción tributaria, y modificaciones relativas al IVA, que trataremos a continuación en detalle.

Aplazamiento y fraccionamiento del pago de deudas tributarias.

Se prohíbe el aplazamiento y fraccionamiento del pago de deudas tributarias que tengan la consideración de créditos contra la masa, de acuerdo con la legislación mercantil, por lo que su solicitud será inadmitida. Por ello, se modifica el artículo 65.2 de la Ley General Tributaria.

Con esta decisión se busca, por parte la Hacienda Pública, impedir que en la práctica otros créditos tengan mayores posibilidades de cobro que los adeudados a la Hacienda Pública, ya que los concursados venían solicitando aplazamientos aún siendo conscientes de que no les sería concedido con el mero fin de retrasar la fecha de vencimiento del crédito tributario.

Prescripción tributaria.

Otra de las importantes modificaciones que esta Ley Anti-Fraude introduce es la modificación en la redacción de los puntos 7 y 8 del artículo 68 de la Ley General Tributaria, sobre el reinicio del cómputo del plazo de prescripción en los casos en que éste hubiera quedado interrumpido por la declaración de concurso del deudor, quedando de la siguiente manera:

  • Cuando la resolución judicial de conclusión del concurso sea firme, se procederá a reiniciar el cómputo del plazo de prescripción.Mientras que anteriormente el reinicio del cómputo comenzaba una vez se había recibido la resolución.
  • Si se hubiere aprobado un convenio, se reiniciará (i) en el momento de su aprobación para las deudas tributarias no sometidas al mismo; y (ii) cuando resulten exigibles al deudor respecto de las sometidas al convenio. Este plazo no ha resultado modificado por la Ley Anti-Fraude.

Modificaciones de la Ley del IVA y, paralelamente, de la normativa del IGIC.

Sobre las modificaciones que incluye la Ley Anti-Fraude en la Ley sobre el IVA, señalamosque se han producido cambios respecto del Deudor con la Hacienda Pública, declarado en concurso de acreedores, y respecto al Acreedor.

A continuación vamos a tratar las modificaciones para el deudor que es declarado en concurso de acreedores:

  1. I. El Punto V de la Exposición de Motivos señala que “en los supuestos en los que el auto de declaración de concurso se dicta a lo largo del período de liquidacióndel Impuesto sobre el Valor Añadido”, con ánimo de diferenciar entre los créditos son concursales o contra la masa, se han de presentar dos declaraciones-liquidaciones en el período de liquidación en que tenga lugar dicha declaración: (i) una por el hecho imponible anterior a la declaración de concurso (aplicándose todos lo saldos acumulados a compensar de periodos anteriores a la declaración del concurso de acreedores) y (ii) otra por el hecho imponible posteriores.

Si bien, este punto aún ha de ser desarrollado reglamentariamente.

  1. II.   Se modifica el artículo 99.3 de la Ley del IVA en lo relativo al Derecho de deducción de la cuotas soportadas, incorporando un cambio legislativo puesto que se podrá ejercitar el derecho a la deducción de las cuotas soportadas con anterioridad a la declaración de concurso, que estuvieran pendientes de deducir, deberá ejercitarse en la declaración-liquidación correspondiente al período de liquidación en el que se hubieran soportado. Por lo que, para ejercer el derecho a la deducción se procederá a la rectificación de dicha declaración-liquidación, siempre que no hubiera transcurrido el plazo de cuatro años.
  2. III.         Otra de las modificaciones dispuestas en la Ley de Anti-Fraude, que cambia el artículo 114.2º de la Ley del IVA  suprime la aplicación de recargos y de intereses de demora cuando “una operación gravada quede sin efecto como consecuencia del ejercicio de una acción de reintegración concursal u otras de impugnación ejercitadas en el seno del concurso” siempre que el comprador o adquirente inicial se encuentren en concurso de acreedores también.

Se deberán rectificar las cuotas deducidas inicialmente en la declaración-liquidación correspondiente al periodo en que se ejerció el derecho a su deducción de las cuotas soportadas.

Asimismo, la Ley Anti-Fraude ha implantado modificaciones fiscales de cara al acreedor del concurso de acreedores, que pasamos a señalar:

  1. I. Se deberá rectificar al alza, mediante la expedición de una nueva factura rectificativa por parte del acreedor, la base imponible de la operación en caso de conclusión del concurso de acreedores  por las causas del artículo 176.1, apartados 1º, 4º y 5º, que son los siguientes:

a)    Una vez sea firme el auto de la Audiencia Provincial que revoque en apelación el auto de declaración de concurso.

b)    En cualquier estado del procedimiento, cuando se compruebe el pago o la consignación de la totalidad de los créditos reconocidos o la íntegra satisfacción de los acreedores por cualquier otro medio o que ya no existe la situación de insolvencia.

c)     Una vez terminada la fase común del concurso, cuando quede firme la resolución que acepte el desistimiento o la renuncia de la totalidad de los acreedores reconocidos.

  1. II. Se establecen nuevos supuestos de inversión del sujeto pasivo en los casos de entregas de inmuebles, para garantizar el ingreso del IVA en la Hacienda Pública. Se modifica la letra e) del artículo 84.1.2º incorporando dos nuevos supuestos de inversión del sujeto pasivo en relación con la entrega de inmuebles dentro de los concursos de acreedores:

a)    Se invertirá el sujeto pasivo cuando se renuncie a la exención a que se refieren los apartados 20º y 22º del artículo 20.1 de la Ley del IVA (referente a la entrega de terrenos no edificables, segundas y ulteriores entregas de edificaciones).

b)    Cuando la entrega se produzca en ejecución de la garantía constituida sobre los bienes inmuebles, supuesto que se extiende expresamente a las operaciones de dación del inmueble en pago y cuando el adquirente asume la obligación de extinguir la deuda garantizada.

Se pretende evitar el doble perjuicio que se produce a la Hacienda Pública por la falta de ingreso del impuesto por la entidad transmitente.

Conclusión

La Exposición de Motivos de la Ley de Modificación de la normativa tributaria y presupuestaria y de adecuación de la normativa financiera para la intensificación de las actuaciones en la prevención y lucha contra el fraude (“Ley Anti-Fraude”) recoge expresamente, dentro del ámbito de los concursos de acreedores, la intención de ésta de evitar comportamientos fraudulentos, especialmente en los supuestos de entrega de inmuebles, así como “facilitar la gestión de la Agencia Tributaria e impedir que se altere la neutralidad en perjuicio de la Hacienda Pública”.

Consideramos justas algunas de las modificaciones establecidas dentro de la Ley Anti-Fraude, como la prohibición del aplazamiento y fraccionamiento de la deuda tributaria clasificada como crédito contra la masa y la relativa a la prescripción tributaria, puesto que previamente, han podido suponer un perjuicio para los intereses de la Hacienda Pública.

Creemos acertadas algunos de los cambios relativos a la gestión tributaria de los declarados en concurso de acreedores, como la realización de una doble liquidación, una para el periodo previo al auto de declaración del concurso de acreedores y otra para el periodo fiscal posterior a dicha declaración del concurso de acreedores. Asimismo creemos conveniente la modificación del artículo 114.2º de la Ley del IVA, que suprime la aplicación de recargos y de intereses de demora para operaciones de reintegración u otras de impugnación dentro del procedimiento concursal, puesto que facilitará la interposición y aceptación de dichas acciones por parte de la Administración Concursal en beneficio del concurso de acreedores.

Si bien, consideramos que no favorece a la situación del concursado, ni se respeta la parsconditiocreditorum del resto de acreedores del concurso la inversión de sujeto pasivo en la entrega de inmuebles. Puesto que,aunque se haya devengado el Impuesto sobre el Valor Añadido derivado de dicha operación con la inversión del sujeto pasivo se dejará de ingresar en la concursada el importe relativo al IVA. Por ello, y con arreglo a la legislación concursal, no se cumplirá con la regla de pago según estricto orden de vencimiento (artículo 84.3 de la Ley Concursal) para los créditos contra la masa, siempre que no sea con cargo a bienes y derechos afectos al pago de créditos concursales con privilegio especial (de acuerdo con el artículo 154 de la Ley Concursal).

 

Jose María Dutilh

Jose María Dutilh

Socio Director de la Firma de Abogados LeQuid, especializada en Derecho de los Negocios y de las Empresas Sociales, estoy plenamente convencido de que el desarrollo empresarial rentable y eficiente no sólo es compatible sino que necesita la ética empresarial. En la actualidad, desde LeQuid colaboro con empresarios que necesitan una segunda oportunidad a través de estos procesos; Apoyo legal en el día a día, Re emprendimiento socialmente responsable, Fusiones y Adquisiciones, Reestructuración y Refinanciación de empresas o Concurso de acreedores entre otros.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedIn

Pin It on Pinterest

Share This