Pyme solidaria

 

Cada vez son más las empresas que incorporan políticas de RSC, desde  criterios de buen gobierno, hasta  políticas que mejoran la calidad de vida de sus empleados y respetan el medioambiente.


En España, cada vez son más las empresas y asociaciones que  incorporan  políticas de RSC, implantándolas dentro de sus compromisos y objetivos empresariales a corto y largo plazo. Éstas políticas alcanzan  los ámbitos  económico,  social y medioambiental.

El beneficio que se busca alcanzar es doble; por un lado mejorar la imagen y prestigio de la empresa que implanta este tipo de iniciativas (relacionado con su reputación corporativa); por otro, se desarrolla al mismo tiempo una mejora de la competitividad empresarial mediante la creación de valor añadido y la sostenibilidad.

Desde el punto de vista jurídico, en España no existe todavía una normativa unificada al respecto, pero sí podemos encontrar numerosas leyes que sirven de base – o que se han elaborado – al hilo de las propuestas que se han desarrollado hasta el momento, como por ejemplo:

  • Ley 2/2011 del 4 de marzo de 2011, Ley de Economía Sostenible, cuyo objetivo es un crecimiento sostenible desde el punto de vista económico, medioambiental y social.
  • Ley 39/1999, que promueve la conciliación de la vida familiar y laboral de las personas trabajadoras, de 5 de noviembre de 1999.
  • Ley 51/2003, regulación sobre la igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal de las personas con discapacidad, de 2 de diciembre de 2003.
  • Ley Orgánica 51/2003, sobre la igualdad efectiva de hombres y mujeres, de 2 de diciembre de 2003.

Al igual que ocurre con la legislación española, la normativa comunitaria e internacional incluye medidas de obligado cumplimiento en diferentes materias, si bien hay que tener en cuenta que  la Responsabilidad Social Corporativa no se limita al mero cumplimiento de las Leyes, sino que se trata de auténticas estrategias y políticas que se incorporan al día a día de la empresa y que se pueden trabajar, bien internamente mediante la incorporación de un departamento específico, o bien realizarlo externamente en colaboración con consultorías o abogados especializados en la materia.

En España existe un verdadero compromiso centrado en la realización de acciones concretas – con o sin ánimo de lucro – que comportan beneficios para todos; no sólo para los  principales stakeholders, quienes adquirirán un plus de valor añadido, también para la sociedad en general.

En la actualidad, podemos encontrar propuestas tan interesantes como la que nos ofrece la Fundación Teaming, creada por Jil Van Eyle quien, en  1998, decidió impulsar la idea de las microdonaciones en Grupo como base para ayudar y financiar distintos proyectos y causas sociales.

¿Qué es Teaming? ¿Cómo puedo acceder?

La sencilla e innovadora idea de Teaming consiste en donar un euro al mes de su cuenta para destinarlo a causas sociales.

En la actualidad Teaming cuenta con el apoyo de grandes personalidades y empresas patrocinadoras, además, de ir contando cada vez con más presencia en distintos países. Debido a su rápido desarrollo, en 2010, surgió la idea de crear Teaming Online, cuya finalidad es llegar de manera rápida y eficaz a todo el mundo, consiguiendo una mayor difusión.

Para comenzar a hacer Teaming no hace falta estar vinculado a una empresa, fundación u ONG. Uno mismo puede crear su Grupo Teaming, enfocado hacia la causa a la cual quiera contribuir, y difundirlo entre amigos, familia o conocidos.

A nivel de empresa se puede crear un Grupo donde, uno de los componentes, será el Team Manager que lo liderará. A continuación, hay que elegir un proyecto con el que colaborar y, poco a poco, ir invitando a más personas de la empresa para que realicen su aportación de un euro.

También podemos unirnos a uno de los 746 grupos ya creados que nos ofrecen diversas y muy interesantes propuestas para comenzar a realizar nuestras aportaciones.

 

Jose María Dutilh

Jose María Dutilh

Socio Director de la Firma de Abogados LeQuid, especializada en Derecho de los Negocios y de las Empresas Sociales, estoy plenamente convencido de que el desarrollo empresarial rentable y eficiente no sólo es compatible sino que necesita la ética empresarial. En la actualidad, desde LeQuid colaboro con empresarios que necesitan una segunda oportunidad a través de estos procesos; Apoyo legal en el día a día, Re emprendimiento socialmente responsable, Fusiones y Adquisiciones, Reestructuración y Refinanciación de empresas o Concurso de acreedores entre otros.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedIn

Pin It on Pinterest

Share This